Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Qué podemos hacer para superar la pérdida de alguien



¿Qué puedes hacer para sentir cierto alivio y consuelo?
  • Cuidarte física y mentalmente.
  • Al principio no te fuerces a comer más de lo que te apetezca.
  • Trata de hacer ejercicio físico regular: pasear, correr, nadar, andar en bici... te ayudará a relajarte.
  • Procura tener un horario para irte a la cama y para levantarte, aunque no duermas bien. Al principio es muy probable que te cueste dormir, pero poco a poco el sueño se irá normalizando. Si esto se alarga mucho, pide ayuda a tu médico de familia.
  • Quizás encuentres algo de alivio si hablas con otras viudas/os o con personas de tu entera confianza, o si escribes una carta a tu marido/mujer, o le hablas a su foto, diciéndole todo aquello que te hubiera gustado decirle, o contándole cómo te va, o… puedes escribir un diario sobre lo que te está ocurriendo, o preparar un álbum con fotos de cuando él/ella vivía...
  • ¡Ojo con el café! Te pone más nervioso/a y te da más angustia; ¡cuidado con el alcohol!, puede llevarte a la depresión; controla el tabaco, se puede convertir en un problema serio; utiliza los medicamentos razonablemente; si tienes dudas al respecto consulta con tu médico de familia.
  • Procura llevar una vida lo más equilibrada posible, donde tengas un tiempo para el reposo, el trabajo, y la reflexión o la oración si eres creyente.
  • Sé muy paciente contigo mismo/a; recuerda que lo que te ocurre es normal en tu situación, aun cuando a menudo te encuentres desbordado/a y desorientado/a.
  • Intenta mantener el contacto con los que te quieren: familiares, amigos... aunque es posible que a veces te sientas incomprendido/a, porque ellos viven la pérdida a su ritmo, que seguro es diferente del tuyo, y esto a veces hace que te sientas apartado/a... vuelve poco a poco a relacionarte con ellos; es importante tener familiares y amigos con los que puedas hablar, te ayudarán.
  • No te importe volver a contar lo que ocurrió, habla de cómo falleció…, de lo que sentiste, lo que hiciste...
  • Revisa los recuerdos de tu vida en común, los buenos… pero también los malos: te aliviará.
  • Ten presente que tu dolor es único, es tuyo, y por lo tanto no es comparable; no midas, pues, lo que progresas o retrocedes comparándote con otros: no sirve.
  • Te debes permitir llorar. Llorar profundamente alivia de verdad, es un desahogo y una “salida” a tu dolor acumulado.
  • La culpa casi siempre está presente, pero generalmente es irracional, no tiene explicación. Cuando te venga la culpa, reflexiona…y repasa lo que hiciste, “hice esto, y lo otro, y lo de más allá,…”, ¿de verdad piensas que podías haber hecho más de lo que hiciste?
  • El luto interior lleva su tiempo y las emociones van y vienen, y a veces como decíamos antes- a golpes. Ve a tu ritmo.
  • Quiérete y no seas muy crítica contigo mismo/a. Insistimos: tómate tu tiempo.
  • Busca sostén tanto dentro como fuera de la familia; tus familiares son seres humanos y tienen sus limitaciones. Piensa que probablemente cada uno tenga lo suyo, para ellos era su hermano/a, su padre/madre...
  • A muchos se nos ha educado para ser independientes y nos cuesta pedir ayuda, pero todos la necesitamos; solicita ayuda y acepta la que se te ofrece.
  • Puedes recurrir a psicólogos, en esta misma página puedes encontrar profesionales que te ayuden. 
Piensa que... no estás enfermo/a... solamente estás penando tu pérdida, llorándola... sufriéndola toda tú, tu cuerpo y tu espíritu, y por eso te duele todo..., te duele hasta el alma. Estás mal, lo sientes en tus tripas, tu corazón, tu cabeza, tus nervios... toda tú... y para esto... no hay medicamentos, por eso a veces es tan difícil que encuentres ayuda profesional. Sin embargo, poco a poco, médicos, enfermeras, psicólogos... vamos tomando conciencia de que, en algo, te podemos ayudar, y en eso estamos.

Te aseguramos que llegará un momento en el que tu vida volverá a encarrilarse, pero también te decimos que nada será igual. Hay un antes y un después, y por eso te recomendamos que busques nuevas maneras de hacer las mismas cosas que antes hacías y también que hagas cosas diferentes, piensa que ahora siempre hay alguien que te puede ayudar desde “el otro lado”.


Si tienes dudas o necesitas ayuda escríbe un comentario de forma anónima o no, para que podamos ayudarte y a otros/as que estén en tú lugar.

2 comentarios:

Yanina Vizcaya dijo...

Le tengo mucho miedo a los cohetes, fuegos de artificio. Estoy medicada. Pero siento qué muero. Odio las fiestas.

Aroa dijo...

Hola Yanina, siento la tardanza. Has consultado a un psicólogo?? los problemas de fobias son los más comunes que hay, ya sean a los fuegos artificiales o a cualquier otra cosa y las probabilidades de éxito son elevadísimas en muy poco tiempo. Acude a un psicólogo, no se de donde eres, pero preferiblemente que sea cognitivo - conductual porque en pocas sesiones te dará las técnicas adecuadas para poder enfrentarte a este miedo.

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes