Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etapas del Duelo


5 etapas del duelo

La Clasificación más extendida y más famosa es sin duda la de las 5 etapas que planteó Kübler - Ross en su obra On Death and Dying, 1969: Negación, Ira, Negociación, Depresión, Aceptación. Hay que tener en cuenta que no todo el mundo pasa por todas las etapas y que cada etapa tiene una duración distinta en cada caso.

  1. Negación:  es un mecanismo de defensa que nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada. "No puede ser", "esto no está pasando"
  2. Ira: La negación se sustituye por la rabia; es la fase de los por qués "¿por qué ha pasado esto?" "¿por qué él/ella?", "no es justo". la persona en duelo puede tener momentos de ira hacia los demás, hacia objetos, o hacia nadie en particular que pueden ir seguidos de dolor, lágrimas, culpa... los allegados deben comprender y soportar estas manifestaciones.
  3. Negociación: no está clara esta etapa en duelos por la pérdida de alguien (aparece más en el duelo de uno mismo ante la aproximación de la propia muerte "Dame más tiempo").
  4. Depresión: En esta etapa se rompen las defensas y nos quedamos solos ante nuestros sentimientos. Esta etapa se caracteriza por buscar soledad, llorar desconsoladamente, lamentos.. hay que tener paciencia con quien está en esta etapa puesto que es un proceso individual por el que tiene que pasar. No insistir en exceso en que salga, en que ria... ya que podemos conseguir que se aisle aun más. Lo mejor es acompañarle.
  5. Aceptación: es la última fase. Es la comprensión de la muerte, la comprensión de que la vida sigue y que tenemos que seguir adelante.


Pero una de las mejores clasificaciones a mi juicio es la realizada por Block en 2009 ya que la claificación de Kübler - Ross se adapta perfectamente a los casos en los que la persona tiene que aceptar la inmediated de su propia muerte como en el caso de enfermedades terminales, pero no se adapta tan bien a los procesos de duelo por la persona querida.

  1. Duelo anticipado (pre-muerte): Es el tiempo de shock inicial que aparece ante el diagnóstico que una muerte cercana y la negación del paciente y/o la familia. Se mezclan diferentes sentimientos  como la esperanza de que finalmente salga adelante, la negación, mezclados con ansiedad y miedo ante el posible final trágico. Este momento es una oportunidad para prepararse psicológicamente para la pérdida y deja profundas huellas en la memoria.
  2. Duelo Agudo (muerte y peri-muerte): Son momentos muy intensos, en los que se vive un alubión de emociones catastróficas psicológicamente, en los que aparece bloqueo emocional, parálisis psicológica y una sentación de incredulidad y aturdimiento. Aparece una despersonalización.
  3. Duelo temprano: Desde unas semanas a tres meses después de la muerte. Es el momento en el que aparece la negación, se busca al fallecido, hay estallidos de rabia, dolor intenso, llanto, un sufrimiento enorme. A nivel racional el sujeto es capaz de reconocer la realidad pero a nivel emocional aún no lo ha asimilado.
  4. Duelo intermedio: desde meses hasta años después de la muerte. Esta etapa se caracteriza porque no se tiene la barrera de la negación ni el alivio por el paso de los años. La principal característica son los altibajos emocionales. La persona se empieza a encontrar bien por momentos y luego se sume de nuevo en la desesperanza. Con el tiempo la diferencia entre las subidas y bajadas es cada vez menor, se van atenuando. Comienza también un período de adaptación a la nueva vida, la vuelta a lo coidiano, con momentos de dolor, ira, aislamiento. (se producen nuevas recaídas "duelo cíclico" en días importantes como aniversarios, cumpleaños, vacaciones..) . Se cambian los patrones de conducta que ya no sirven y se establecen unos nuevos. Esta etapa termina cuando los perídos de normalidad son cada vez mayores, se comienzan a establecer de nuevo las relaciones sociales, se reanudan actividades gratas... el recuerdo es cada vez menos doloroso.
  5. Duelo tardío: entre 1 y 4 años después de la pérdida. La persona puede haber establecido un nuevo patrón de vida con nuevos pensamientos, conductas y sentimientos aunque el sentimiento de soledad puede seguir, a veces, dura toda la vida.En este momento se empieza a pensar más en el futuro que en el pasado.
  6. Duelo latente: la vida no vuelve a ser como antes aunque con el tiempo el duelo es más latente y menos doloroso, reactivandose ante estímulos pertinentes.


Si tienes dudas o necesitas ayuda escríbe un comentario de forma anónima o no, para que podamos ayudarte y a otros/as que estén en tú lugar.

2 comentarios:

Guillermo Alborno dijo...

. Amigos, les comento mi hijo FEDERICO GUILLERMO ALBORNO DUARTE de 23 años falleció el 25 de junio de 2011 a las 02. 45 hr, de un día sábado fue atropellado por una camioneta conducida por un ebrio cuando venía a mi casa de regreso en su moto, junto a su compañera, ambos murieron, mi hijo de manera instantanea (sin embargo no tuvo mutilaciones, ni sangrado, me entregaron entero su cuerpo). Durante su velorio tuvimos llovizna, un fuerte viento, apagones de luz electrica y mucho frio. Durante el sepelio que fue un día domingo 26 de junio de 2011, a las 3 de la tarde, tuvimos un hermoso sol, pero con un día muy frio. Al día siguiente tuvimos 0 grado de frio, siendo el día más frio del año en Paraguay.

Me asistieron hermanos adventistas, y durante la presencia de estos hermanos la luz se apagaba y se prendía repentinamente, esto sucedio por dos días. Al tercer día de su muerte, durante mi sueño, siento que mi hijo me abraza y se me incorpora dentro del cuerpo, ME DESPIERTO TEMBLANDO DE FRIO.

Unos meses después sueño con él y me viene acompañado de un señor con barbas que le espera en un vehículo afuera de la casa, y le digo no me vas a abrazar me abraza y se despide, antes le entrego la llave de un automovil de mi propiedad, el lo lleva, EL MENSAJE QUE ME DEJA ES NO ESTOY MUERTO, VIVO!.

Una amiga de mi hijo muerto le comenta a mi otro hijo que mi hijo fallecido le dijo que me diga que esta muy agradecido con el regalo que le di antes de viajar (una bufanda que yo llevaba al cuerpo por el frio reinante) que le deje junto a su cuerpo dentro del féretro antes de salir el cortejo de mi casa.

POR MOMENTOS LLORO AL RECORDARLO A MI PRIMOGENITO, nacido el 17 07 87, pero despues me tranquilizo porque entiendo que tenemos un cuerpo físico y un cuerpo espiritual, y en esta última condición siempre estamos MUY UNIDOS.

Me gustaría me dijera que significados tienen todas estas experiencias postmortem de mi hijo, y que posibilidad de un contacto más específico se podría dar en un futuro.

Gracias.

GUILLERMO ALBORNO MORA



Anexo al comentario anterior…….. Una semana antes del fallecimiento de mi hijo, siendo el mismo día y hora, DESPIERTO ASUSTADO DE UN SUEÑO, recuerdo pronuncie el nombre de mi hijo FEDE! , fui a ver su cuarto y no estaba, quedé muy perturbado, volví al amanecer… y ya lo encontré dormido, me tranquilice, UNA SEMANA DESPUES PARTIO AL MUNDO ESPIRITUAL.

Para ese momento trágico, YO ME ENCONTRABA DORMIDO, y con mi familia, nadie tuvo un contacto de despedida con él. CUANDO NOS LLAMARON POR EL ACCIDENTE, fuimos es cierto consternado, PERO NUNCA PERDIMOS EL EQUILIBRIO EMOCIONAL, es como si alguien nos sujetara para cumplir con todos las ceremonias de su despedida.

SU velorio, realizado en casa, (O SEA EN SU CASA), estuvo lleno de personas jovenes en su mayoría, LOS COMENTARIOS DECIAN PARECE UNA FIESTA POPULAR.

Concluyo:DIOS me dejó enterrarlo a mi hijo como si nada le hubiese pasado, a pesar del violento accidente.

Anexo 2 al cometario anterior….. Una noche en sueño se me presenta mi hijo fallecido y me abraza y llora amargamente en mi hombro y me muestra una calle sin salida, que conduce a una casa abandonada, y me dice allá vivía CHELA, la que fue su última novia.

TERMINO, el partío sin deudas, no dejó esposa, ni hijos

Aroa dijo...

Lo primero, lo siento muchisimo por la perdida de tu hijo. Es una experiencia muy dura puesto que los humanos estamos "preparados" para la pérdida de un abuelo, un padre pero nunca para la pérdida de un hijo. Desde esta página dedicada a la psicología se me echarían encima si te diera una explicación espiritual, incluso paranormal, a lo que has sentido, visto, oido... a lo que piensas.

Desde la psicología te tengo que decir que a veces las personas damos explicaciones a posteriori a determinados sucesos con el fin de hacer menos dolorosa la pérdida. Que el hecho de que sueñes con él es un deseo de seguir teniendole cerca y de que soñando esas cosas te quedas tranquilo de pensar que él se encuentra bien.

Si lo que necesitas es una respuesta mas espiritual lo mejor es que te pases por ceipea y preguntes ahi: http://ceipea2.blogspot.com.es/

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes